Tiempo de Cambio

Unidad

Tu mente te habla; demasiado generalmente. No sabe exactamente que sucede, solo cree que no debe detenerse y su misión es hacer planes, buscar alternativas, medir posibilidades, chequear el pasado, viajar al futuro; su misión es no detenerse.
La mente es esa estratega hábil conocedora de las virtudes del cuerpo. y temiendo ser derrotada, te aturde para que la atiendas a ella y lo ignores él; o te da razones para que lo menosprecies; y así se asegura el mando; y sigue en control. Un control ilusorio, limitante y que genera sufrimiento.

El sufrimiento de no sentirnos unidad. Porque tal separación no existe.
No hay mente sin cuerpo, ni vida plena sin ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *