Tiempo de Cambio

LA VOCACIÓN, UN CAMINO.

La vocación es una construcción, un camino, y no una manifestación mágica que ocurre una vez y dura para siempre.

Como toda construcción requiere algo de esfuerzo, de compromiso y por sobre todo… de sentido. Tiene que llevarnos hacia ese lugar al que deseamos ir.

Es un camino que sabemos cuando inicia pero no cuando termina; es el descubrimiento de ese punto en el cual el Ser y el Hacer se cruzan, se transforman mutuamente y se vuelven uno.

La vocación tiene que ver con los intereses, los gustos, los talentos y las capacidades, pero tambien con los deseos, la curiosidad, la motivación y los valores… fundamentalmente con los valores!
Tiene que ver con como somos y como nos vemos en el futuro, con como vamos a expresarnos en el mundo.

Se trata de la construcción de nuestro proyecto personal, de nuestro proyecto de vida.
No es la mera toma de una decisión que desemboca en una elección; es más, mucho más que eso. Nuestra vocación será la vía de realizar nuestro aporte al mundo, a los otros y, si es genuina, una parte importante de nuestra realización personal.

P.Escot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *